23 julio, 2015

Aprende a cocinar mole verde

Seguramente has probado este delicioso platillo antes, pero… ¿Sabes cocinarlo? Maestro TV y Sazonando la Historia traen para ti esta delicia mexicana.  El mole verde es un platillo típico de nuestro hermoso país. La base de este platillo es la salsa de pipián, es decir,  una salsa de pepitas las cuales pueden ser semillas de calabaza y otras semillas molidas.

 pipian

A continuación se muestran todos los ingredientes que debes tener para prepararlo:

Ingredientes (8-10 personas)

  • Kilo y medio de carne de res o de pollo
  • 1 taza de semillas de calabaza
  • 10 tomates verdes
  • De 2 a 3 chiles serranos
  • 1/2 taza de ajonjolí
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla chica partida en trozos grandes
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 2 chiles verdes poblanos sin semillas
  • 1/2 lechuga orejona
  • 1 taza de caldo en el que se coció la carne o el pollo
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • 2 rábanos
  • 3 cucharadas de aceite o manteca de cerdo
  • 3 ramitas de perejil
  • 3 ramitas de cilantro
  • 3 ramitas de epazote

Preparación:

1.- En un sartén tuesta las semillas de calabaza hasta que se vuelvan de color café y en otro sartén tuesta el ajonjolí. (Cuidado con el ajonjolí porque se quema muy rápido). Después licúalas.

2.-Corta la cebolla y pela los ajos para que todo lo cocines en el mismo sartén y luego mantenlos en un tazón

3.- Cuece los tomates verdes hasta que queden de color verde olivo y también los chiles serranos.

4.- Asa los chiles poblanos hasta que se quemen por todas partes. Una vez asados, envuélvelos en una bolsa de plástico para que suden y se enfríen. Quítales la capa quemada, el tallo y las semillas para obtener un mejor sabor.

5.-Licúa los chiles poblanos, la cebolla, el ajo y los tomates.

6.- Fríe la manteca de cerdo o el aceite en una olla para que después incorpores la salsa de la licuadora durante 5 minutos.

7.- Ahora incorpora las semillas y el ajonjolí. Revuelve bien.

8.- Licúa la taza de caldo con el resto de los ingredientes (lechuga, sal, rábano, perejil, etc).

9.- Incorpora el resto de los ingredientes con la salsa de la olla. Deja que la salsa ebulle, es decir que a penas y burbujee. Si la salsa está muy espesa entonces agrega un poco más de caldo, de lo contrario espera a que se evapore un poco el líquido.

10.- Por último, sírvelo con alguna acompañante como frijoles, arroz o tortillas.

Esperamos que te haya servido esta deliciosa receta, con la que podrás disfrutar con amigos o familia.

¡Muchas gracias por tu visita!


 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *